El ambicioso plan de inversiones en infraestructura de 2.25 trillones de dólares en 8 años anunciado recientemente por la Administración Biden, si logra la aprobación en ambas Cámaras, supondrá un golpe a los bolsillos de las compañías estadounidenses.

En línea con otros países como España y Reino Unido, que consideran que la estrategia de baja de impuestos fracasó, Biden apuesta a aumentarlos para salir de la crisis provocada por la pandemia. El ambicioso plan de inversiones estará destinado mayormente a modernización de infraestructura, producción, transporte, energías renovables,y la lucha contra el cambio climático.
Una de las medidas propuestas para solventar dicho plan es el alza del impuesto a las corporaciones de la actual tasa del 21% al 28%, deshaciendo así el recorte de 2017 llevado a cabo por Trump en el que se había bajado de una tasa del 35% al 21%.
Impuestos internacionales
El plan de Biden también prevé elevar el impuesto mínimo a la ganancia de empresas estadounidenses fuera de su territorio, pasando de una tasa actual del 13% al 21%. Asimismo, considera impulsar nuevas medidas para evitar que las empresas se radiquen en paraísos fiscales, y penalizar a aquellas que trasladen su producción al extranjero.
Auditorías del IRS
Finalmente, el “American Rescue Plan” proporcionaría fondos adicionales al Servicio de Impuestos Internos (IRS) para garantizar que la agencia pueda aumentar las auditorías fiscales de las corporaciones.
Aún falta para que todo esto se vuelva realidad. La tarea de Biden en el Congreso no será fácil. Sin embargo, sirve de anticipo a una nueva política fiscal que asoma no solo en Estados Unidos sino en el resto del mundo.

Habrá que estar atentos a la hora de planificar nuevos negocios. Para aquellos existentes puede ser interesante anticiparse y liquidar las ganancias que tengan acumuladas y así tributar a una tasa inferior a la que se estima estará a futuro. Hoy más que nunca es importante realizar una correcta planificación sobre los impuestos y sus cambios a futuro, y no solamente esperar a la fecha de liquidación del impuesto.

Comunicado oficial de la Casa Blanca  CLICK PARA LEER