Cómo solicitar un préstamo para comprar una propiedad en EEUU

El alza de las tasas de interés lleva a muchos a preguntarse cómo conviene comprar una propiedad en Estados Unidos, ¿pagando cash o a través de un préstamos hipotecario? Para conocer más sobre los requisitos y las posibilidades que brinda la banca norteamericana conversamos con Nilda GaunaCountry Manager de QKapital Argentina.
En qué consisten los préstamos hipotecarios en USA? ¿Son de bancos privados o públicos? ¿Quién puede acceder a ellos (es lo mismo si lo pide una persona física que una LLC)? 
El financiamiento de propiedades dentro de Estados Unidos es otorgado por distintos bancos locales e internacionales.
Los bancos de “primer piso” como se los suele llamar, son aquellos que otorgan financiamiento a clientes americanos y extranjeros bajo distintos programas a tasa fija o variable, con plazos de hasta 30 años. Son préstamos de tipo convencional que para aplicar exigen demostrar, según el estatus del cliente, solvencia económica mediante activos líquidos en cuentas bancarias, e ingresos mediante una carta de su contador o empleador en el caso de los extranjeros.
El titulo de la propiedad puede estar a nombre de personas físicas, de empresas americanas (LLC o corp), o también bajo estructuras societarias como lo son las offshore o Trust.
El garante principal de la hipoteca será la persona física dueña de tales compañías, para lo cual, en el caso de llevar titulo de una empresa, el cliente también deberá contar con la documentación completa de su empresa.
¿Qué tipo de préstamos existen hoy y a qué tasas?
Existen 3 tipos de prestamos al que se puede aplicar:
Los primeros dos son prestamos bancarios con amortización de hasta 30 años bajo sistema francés. En ambos el cliente tiene la opción de elegir programas a tasa mixta donde abona una tasa fija los primeros años, y luego variable. La otra opción son los préstamo a tasa fija por 30 años, o sea un mismo pago de capital más un interés fijo por el tiempo que dura la hipoteca.
Hasta la fecha, la mayoría de los latinoamericanos, y sobre todo los más conservadores o primerizos, eligen este tipo de créditos por falta de conocimiento de las cláusulas hipotecarias que protegen al tomador frente a tasas de interés en aumento, o posibilidades de refinanciar su hipoteca luego de un plazo muy corto del indicio de la primera.
¿El latinoamericano que quiere comprar una propiedad en USA pero que no tiene residencia en ese país puede acceder a un préstamo?
Sí, por supuesto, y de hecho es mucho más simple su aplicación que la de un ciudadano americano.
¿Cuáles son los requisitos?
Los requisitos esenciales son: visa y pasaporte, comprobante de servicio de su vivienda primaria en el país donde reside, carta de referencia bancaria, y ultimo balance de la cuenta bancaria donde podamos comprobar el dinero suficiente para cubrir el anticipo y costos de cierre (compañía de títulos, gastos de la propiedad por adelantado y solicitud del préstamo).
¿En qué casos recomienda sacar un préstamo hipotecario?
Lo recomiendo en todos los casos. La opción de utilizar el dinero de bancos a las tasas que aún al día de hoy siguen siendo convenientes permite capitalizarte más rápido. Por ejemplo, la posibilidad de diversificar el capital accediendo a más de una propiedad brinda mayores retornos sobre la plusvalía generada en cada una de las inversiones, y disminuye el riesgo de vacancia al diversificar la inversión.
¿Cómo está el mercado hoy? ¿Conviene sacar un préstamo hoy con el aumento de las tasas?
La suba de las tasas fue una decisión muy clara para mi. Estábamos en un mercado super caliente donde las propiedades no duraban una semana dentro del mercado, y los valores se dispararon. Al día de hoy, se está logrando un equilibrio entre las propiedades y las hipotecas en donde quien invierta sigue haciendo un buen negocio. No debemos olvidar, que una nueva baja de tasas de interés dispararía nuevamente los valores de las propiedades y aquel que desee comprar en ese momento con esas condiciones deberá pagar mas por la propiedad a lo que vale hoy.
FUENTE: FinCen